ESTRÉS, ASESINO DE LA VIDA SEXUAL

1) - Aquí podéis hablar de otras patologías crónicas (Psicológicas).
- Fecha de inicio del Foro 25 Abril. 2008.

Moderadores: Encarna, Javi

Reglas del Foro
1)- Prohibido hacer publicidad o utilizar el foro con ánimo de lucro, así como hacer comercio por parte de los foristas, visitantes, entidades o empresas.

2)- Importante: Los tratamientos así como la medicación que aquí se de por los usuarios, serán siempre indicados y prescritos por los especialistas (Médicos)

3)- El Webmaster y los moderadores no se responsabilizan de las opiniones vertidas por los usuarios del foro.
Responder
Avatar de Usuario
Manuel
Administrador/Webmaster Grupo espondilitis.eu
Mensajes: 23214
Registrado: Nov 30, 06, 16:31
Ubicación: Valencia (España) - Espondilitis A, Osteoporosis, Fractura Cervical y Artrodesis vertebral.
Contactar:

ESTRÉS, ASESINO DE LA VIDA SEXUAL

Mensaje por Manuel »

:arrow: ESTRÉS, ASESINO DE LA VIDA SEXUAL

Juan Fernando González G


El exceso de responsabilidades que caracteriza a la vida moderna y laboral es causa común de fatiga, agobio, falta de tiempo y disminución del apetito sexual. ¿Se pueden conciliar las exigencias de la rutina con la vida íntima?

Es probable que en el vestuario del club, durante una reunión o en el receso de una junta de negocios haya escuchado a alguien vanagloriarse de lo bien que la pasa con su pareja en la intimidad. Quizá sea una mujer la que comente en voz baja, pero audible para los entrometidos, que su marido siempre está dispuesto a emprender un encuentro erótico y que dicha enjundia podría calificarse incluso de excesiva.

Claro que es posible, aunque muchos terapeutas de pareja y especialistas en Sexología coinciden en señalar que cada vez es menos frecuente toparse con este panorama. Ello se debe a que la vida moderna nos exige cumplir una serie de condiciones para la existencia, tales como tener un trabajo seguro y brindarle a nuestra familia los máximos satisfactores posibles, aunque el costo, hay que decirlo, resulte elevado: el esfuerzo necesario para alcanzar estas metas debe realizarse durante la mayor parte del día y sólo ofrece como recompensa algunas horas para descansar, cenar, ayudar a los hijos en sus tareas, charlar con la pareja... e intentar que surja un encuentro erótico.

Muchas veces, ya que se ha vencido el malhumor provocado por el tránsito vehicular y luego de haber disfrutado de un pequeño descanso, debe coincidir el deseo de ambos miembros de la pareja, porque empatar los ánimos sexuales debe ser algo espontáneo y no parte de una agenda. Difícil apuesta porque, como dicen algunos ginecólogos, cada vez es más común que haga su aparición una frase que es el mejor anticonceptivo que se ha inventado: “Me duele la cabeza”.

La visión de un profesional

Para el Dr. Miguel Ángel Barreto Fernández, sexólogo clínico y psicoterapeuta de pareja, la satisfacción sexual implica más que el encuentro genital. Se trata, más bien, de sentirse bien con uno mismo y, a partir de ese punto, establecer vínculos con nuestro círculo social, en el que por supuesto se incluye a nuestra “media naranja”.

Aunque pareciera que no hay relación alguna entre una cosa y otra, “hay que tomar en cuenta que la manera en que se establecen vínculos o relaciones con otros individuos, más allá del nivel erótico, ayuda a que obtengamos el bienestar en todas las áreas en las que nos desenvolvemos. La parte sexual es importante, claro, pero no hay que dejar de lado la convivencia con los demás”, dice el entrevistado.

Muchos son los factores que participan directamente para que haya falta de consistencia en las relaciones sexuales. Son numerosos los estudios y encuestas que refieren que la incertidumbre laboral es la variable que afecta con mayor frecuencia a la sexualidad de la pareja, toda vez que la preocupación natural acerca de este tema impide que exista la relajación necesaria para que se pueda iniciar el acto amoroso.

Además, no hay que dejar de lado otro elemento importante: es muy común que la mayoría de las personas depositen las tensiones cotidianas y frustraciones en las personas más cercanas, de modo que nuestra pareja se puede convertir en el depósito de un sinnúmero de situaciones amargas que “dan al traste” con el deseo sexual.

Parecería que no hay solución, pero todo puede mejorar si la pareja se da tiempo para tomar conciencia y diagnosticar atinadamente el problema. Así lo establece el Dr. Barreto Fernández, quien puntualiza que muchas parejas se adelantan a los acontecimientos y hacen una tragedia de problemas que se pueden resolver de manera muy sencilla. Entonces, “la indicación es buscar la raíz del conflicto, ver qué es lo que esta generando ansiedad y determinar si está en nuestras manos la solución. Los problemas hay que resolverlos paso a paso”.

Algunas pistas

Mucha gente se autoengaña al pensar que para mejorar la relación marital basta con imitar los escenarios que percibe a través de la televisión, el cine o las revistas, cuando en realidad se debe acudir a la lógica y al buen juicio. Un consejo que puede ponerse en práctica fácilmente se basa en encontrar un tiempo para descansar y relajarse.

No se trata de aprender técnicas orientales puestas en boga por el artista del momento, no. La verdad es que bastaría con caminar por un parque durante 20 minutos, recostarse en el pasto para observar las estrellas o tomar una copa mientras dormita en un mullido sillón. No importa lo que haga, siempre y cuando pueda descansar y hacer algo que le sea verdaderamente placentero.

Algo más: recuerde que la actividad física, lejos de impedir las relaciones sexuales o de ocasionar fatiga, libera tensiones y predispone al organismo para recibir estímulos placenteros. Después de un momento de distensión, es posible que el deseo de tener un encuentro íntimo con la pareja surja naturalmente, sobre todo si ambos son amantes de algún deporte

Robarle estos minutos al día de ningún modo le impedirá acordar la solución de problemas domésticos o platicar acerca de sus preocupaciones o logros; no se trata de eso, sino de encontrar un espacio propio que le permita recuperar equilibrio y ecuanimidad.

El trabajo de un terapeuta, indica el Dr. Barreto, consiste en ayudar a descubrir los motivos reales que impiden la comunicación de la pareja, ya que sólo así, identificándolos, se puede trabajar en ellos. Quizá se trate de cansancio crónico; tal vez sea dedicación extrema al empleo o incluso una enfermedad, pero también puede ser convivencia rutinaria, exenta de nuevas experiencias.

Es verdad que existen problemas que inciden en la salud sexual, dice el terapeuta Barreto Fernández, y esto le sucede “a un hombre o mujer que se preocupa por un conflicto económico, de trabajo o familiar que no podrá resolver ‘por decreto’ en un solo día o en los inmediatos. Entonces, ¿por qué no retomar la parte sexual o erótica con su pareja, darse ese espacio para disfrutar exclusivamente del momento e impedir que los ‘fantasmas’ invadan su esfera y nulifiquen el placer?”

Ahonda el experto: “Sé que suena fácil y que en el momento de ponerlo en práctica cuesta trabajo, pero hay que tratar de separar lo que se puede resolver de lo que no tiene solución inmediata, y ver lo que uno mismo se quiere brindar en ese instante. Si quiero tener una noche de pasión y pasarla bien, entonces debo quitar mis conflictos, aunque no lo consiga al 100%, para darme permiso de disfrutar”.

Mucha gente piensa que una buena opción es “agendar un encuentro sexual ante tanta actividad profesional, pero programarlo no garantiza éxito, ya que una relación de este tipo debe ser espontánea. La naturalidad en una relación surge de la tranquilidad emocional y económica, de modo que si le pongo fecha y hora a un encuentro erótico, pero sin resolver mis conflictos, voy a preocuparme aún más”.

En fin, que la base de todo se encuentra en el intercambio verbal porque, si no se expresan los sentimientos, frustraciones, alegrías, gustos y preferencias, el ser humano se vuelve presa fácil del aburrimiento y de lo que hoy se conoce como anorexia sexual.

Queda para la reflexión un comentario final del especialista: “Debemos tener en cuenta que el deseo en los hombres se activa con la vista y el tacto, los sentidos y las fantasías, mientras que en las mujeres se relaciona con la idolatría hacia la otra persona. Esto ocurre en la mayoría de los casos, por lo que en el momento en que el varón deja de ser el héroe de su pareja, cuando ella descubre que él no es el ‘príncipe azul’, sino un simple hombre de carne y hueso, en ese instante hay un conflicto. En otras palabras, se idealiza tanto al hombre que, cuando se deslava su imagen y se le ve ‘desnudo’, emocionalmente hablando, se le deja de admirar”.

Fuente:
Imagen Web http://www.espondilitis.eu / e-mail manuel@espondilitis.eu *Consulta siempre a tu médico especialista.
Amistad es un sentimiento compartido con otra persona, donde se busca el bien común, una palabra de consuelo, una sonrisa franca o un abrazo sincero.
Los grandes amigos no se pierden en pequeñas disputas; si se pierden, es porque no eran amigos.
*espondilitis.eu no hace ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citan únicamente con finalidad informativa.
*El Webmaster y los Moderadores no se responsabilizan de las opiniones vertidas por los usuarios registrados en el Foro.
Israel
Soy Experto/a, (Foro Grupo espondilitis.eu)
Mensajes: 284
Registrado: Dic 11, 06, 21:38
Ubicación: EA, Behçet (ciudadano del Pueblo)
Contactar:

AGOTAMIENTO EN EL TRABAJO, SICOLOGIA (burnout)

Mensaje por Israel »

Menudo despistado que soy ( perdonarme che ) , pongo aquí lo que habia encontrado respecto a este mismo tema que tu has abierto Manu , por lo visto los sicologos estan la gran mayoria de acuerdo en ese tema ( ya podían estar un poc mas en desacuerdo esobre eso che )

-----------------------------------------------------------------------

AGOTAMIENTO EN EL TRABAJO, SICOLOGIA (burnout)
Por si puede servirle a alguno de nosotros , creo que es realmente interesante, ya me decis que os parece.

Cómo evitar el burnout
Los expertos recomiendan sencillos consejos de organización laboral para evitar esta patología

Si cada día es para usted un calvario porque se siente incapaz de acudir al trabajo o si considera que sus cualidades se ven minusvaloradas por sus jefes o por la organización a la que pertenece y, además, ha perdido la ilusión por su profesión, está en predisposición de padecer el síndrome burnout. Lejos de ser una mera anécdota, esta enfermedad psicológica, popularmente conocida como ´estar quemado por el trabajo´, afecta a muchas personas. Conozca algunas estrategias para evitar su aparición y desarrollo.

Mejor prevenir que lamentar
Si el trabajador o profesional contesta negativamente a interrogantes como "¿me gusta mi trabajo?" o "¿estoy tan motivado como antes?", y si muestra síntomas como repetidos cambios de carácter y de humor, inestabilidad emocional, irritabilidad o aislamiento social, entre otros, lo más probable es que haya que comenzar a buscar soluciones para evitar males mayores. Lo que a la vista del profano sólo son matices propios de cualquier actividad laboral, pueden devenir, si no se toman las medidas adecuadas, en un progresivo ocaso profesional del trabajador y en una merma evidente de su calidad de vida, síntomas inequívocos de la aparición del burnout.

Como se trata de una patología de carácter psicológico, las estrategias para evitarlo han de incidir sobre el propio paciente, sus relaciones interpersonales en el ámbito laboral y sobre la organización a la que pertenece, tal y como certifica Rubén González Olivera, jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital de Santiago en Vitoria.

En el plano individual, las estrategias adecuadas para minimizar los efectos del burnout pasan por detectar y atacar las fuentes de estrés. Al respecto, Pedro Gil-Monte, de la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia, señala en uno de sus libros -Desgaste psíquico en el trabajo: el síndrome de quemarse- que "se hace necesario el entrenamiento en la solución de problemas, en la asertividad y en el manejo del tiempo".

En este sentido, los facultativos recomiendan actuaciones sencillas como olvidarse de los problemas laborales fuera del trabajo, llevar a cabo prácticas de relajación, parar y desconectar en pequeños descansos a lo largo de la jornada laboral y, sobre todo, trabajar bajo objetivos cuya consecución sea factible. Sin embargo, cuando la enfermedad ha superado sus primeros estadios y las estrategias reseñadas nada pueden hacer por acotar su desarrollo, los especialistas pueden llegar a aconsejar que sus pacientes abandonen el trabajo, siempre y cuando éstos demuestren ser incapaces de reconducir sus sensaciones en sus respectivos centros laborales y su salud física o psicológica se vea en serio peligro o muy dañada.

Tampoco es desdeñable fortalecer los vínculos interpersonales del paciente, tanto en lo personal como en lo profesional, ofreciendo el apoyo necesario y fomentando sistemas de trabajo en equipo, con prácticas de liderato adecuadas a cada circunstancia. Por último, es conveniente no olvidar, tal y como explica Gil-Monte, que dentro de las organizaciones y empresas se deben estudiar planes para crear un ambiente de trabajo adecuado. En este sentido, los responsables de dichas estructuras no deben crear falsas expectativas al profesional. Por el contrario, los expertos señalan conveniente apoyar una comunicación constante, establecer roles delimitados y concretos, adecuados para las capacidades de cada profesional, e instaurar sistemas de recompensas laborales.

Soluciones sencillas y prácticas
Por lo dicho hasta ahora, es obvio que ciertos comportamientos, como la escasez de medios físicos y humanos en las empresas, están de más. Otras circunstancias propias de la vida laboral, como el trabajo en turnos, el trato continuo con usuarios problemáticos o con la enfermedad y la muerte -en el caso de los profesionales de la salud- o la ausencia de autonomía en la toma de decisiones, contribuyen al desgaste profesional.

Sea como fuere, parece evidente que hay que tener en cuenta una serie de consideraciones para evitar y paliar los efectos del burnout. Estas son algunas:

Es necesario analizar las condiciones laborales de cada profesional y comprobar cuál es la sensación de estrés que sienten éstos.
En las organizaciones y empresas conviene fomentar puestos de trabajo de calidad.
Los sistemas de trabajo en equipo ayudan a delimitar las competencias de cada profesional y ayudan a evitar los síntomas de quemazón.
Cada trabajador o profesional puede mejorar la organización de sus respectivas agendas o gestionar de forma coherente su tiempo de trabajo.

Los expertos recomiendan evitar cargas de trabajo acaparadoras.
No se puede olvidar que el síndrome de burnout es una dolencia psíquica reconocida por la legislación laboral actual. Esta patología se puede considerar como la fase avanzada del estrés laboral, de ahí la importancia de desarrollar las estrategias mencionadas para evitar su aparición. Los expertos buscan sus orígenes en los desequilibrios que se pueden dar entre las perspectivas laborales del individuo que la padece y la realidad del trabajo diario. En este sentido, Pedro Gil-Monte define esta enfermedad como "una respuesta al estrés laboral crónico, que se manifiesta con actitudes y sentimientos negativos hacia las personas con las que trabaja y hacia su propio rol profesional". Todo ello deriva en cansancio físico y, sobre todo, mental, según matiza Rubén González.

Este síndrome se manifiesta habitualmente en sentimientos de desamparo, fracaso e impotencia, baja autoestima, inquietud y falta de concentración e, incluso, comportamientos paranoides con compañeros de trabajo, clientes o familia. En el plano físico, las consecuencias de esta patología son el cansancio, los dolores osteomusculares, cefaleas, insomnio y alteraciones gastrointestinales y taquicardias, entre otros. Por último, la conducta del individuo también puede sufrir alteraciones con consumos abusivos de café, alcohol, fármacos o drogas, absentismo laboral, bajo rendimiento y conflictos interpersonales.


Factores de riesgo sobre los que actuarEsta dolencia está íntimamente ligada al ámbito laboral y puede tener consecuencias graves si no se toman las medidas adecuadas para atajar su desarrollo. El síndrome de burnout es susceptible de aparecer en profesionales de organizaciones de servicios que trabajan en contacto directo con sus 'clientes'. Tiene especial incidencia en los ámbitos relacionados con la salud, la educación y similares.

Por lo tanto, se hace imprescindible repasar los baremos que determinan la calidad laboral que se da en cualquier organización empresarial, ya que una mala planificación de la misma redundará negativamente en la propia organización, con la aparición de fenómenos como el absentismo laboral, una menor productividad y una disminución de la calidad. Precisamente, esa es una de las circunstancias que deben evitarse, ya que el propio Gil-Monte reconoce que "el síndrome de burnout es un mecanismo de autoprotección frente al estrés generado por la relación continua entre profesional-cliente y profesional-organización".

Es evidente que no todos los profesionales están expuestos de la misma forma a esta patología. De hecho, hay una serie de factores que pueden azuzar la aparición y desarrollo de los síntomas descritos con anterioridad: la edad, la experiencia en el desarrollo de la labor profesional, el sexo o las cuestiones familiares. Por ejemplo, la habitual y vocacional existencia de sentimientos de idealismo lleva a los profesionales a implicarse en exceso en los problemas de los usuarios. Por ello, se sienten culpables por los fallos que se puedan dar, hecho que derivará en la aparición de bajos sentimientos de realización personal en el trabajo y un alto grado de agotamiento emocional.

Su historia
El síndrome de burnout, o quemarse por el trabajo, apareció definido como tal por primera vez en 1974. El autor de esta denominación fue el psiquiatra Herbert Freunderberguer. Con posterioridad, otros expertos se encargaron de matizar los síntomas y de analizar las repercusiones de esta enfermedad. Entre ellos, destacó la figura de Cristina Maslach, una psicóloga social que pasó a la historia médica, entre otras consideraciones, por ser la creadora de la principal herramienta para el estudio de esta enfermedad mental, el Inventario de Burnout de Maslach (MBI). Según esta doctora, el síndrome de burnout es cansancio emocional que se manifiesta a través de tres vertientes: agotamiento emocional, despersonalización y disminución del rendimiento.

Pese a lo reciente de su diagnóstico y de su estudio, el burnout es una enfermedad que puede afectar a gran cantidad de personas. Estudios recientes certifican que entre el 20% y el 30% de los médicos, profesores y policías locales padecen sus síntomas. Desde que una sentencia del Tribunal Supremo de 2000 reconociera este síndrome como una dolencia psíquica causante de periodos de incapacidad temporal y como accidente laboral, han sido muchos los trabajadores tratados por padecer esta patología. Pero, como ocurre en cualquier otra enfermedad, siempre es mejor prevenir que curar.


Última edición por Israel el Jul 20, 07, 16:34, editado 2 veces en total.
Cumple, 18 de Abril. /
"La Amistad es aquello que permanece después de haberse puesto todo lo demás ya aprueba"Israel / Web http://www.espondilitis.eu
Israel
Soy Experto/a, (Foro Grupo espondilitis.eu)
Mensajes: 284
Registrado: Dic 11, 06, 21:38
Ubicación: EA, Behçet (ciudadano del Pueblo)
Contactar:

Estrés y el sexo , mas de lo mismo

Mensaje por Israel »

Estrés y el sexo

El mensaje estándar es que el estrés está donde sea y puede arruinar su salud. Pero una mirada más cercana revela que
aunque el estrés tal vez sea omnipresente, no siempre es malo ni todos respondemos a él en la misma forma. Y quizá aún más importante, los hombres y las mujeres pueden tener respuestas muy diferentes al estrés - diferencias que también pueden influir sobre lo que pase o deje de pasar entre las sábanas.

Usted ya sabe de manera intuitiva que estar nervioso o preocupado todo el tiempo puede traer problemas. Estrés es malo para usted; puede provocar una úlcera, un ataque cardíaco, o una apoplejía . El estrés también puede interferir con su trabajo, su habilidad para concentrarse e incluso su habilidad para divertirse.

Además, el estrés se presenta en muchas formas: Estrés por el trabajo, estrés por la familia, estrés por el dinero y estrés por las relaciones. Así que no es de sorprenderse que el estrés también puede interferir con su vida sexual. Por ejemplo, la preocupación y la depresión son sólo dos de los estados estresantes que pueden volverse un intermedio potencial a un fracaso sombrío .

Pero si el estrés es tan malo, ¿por qué es tan difícil evitarlo? Parece que no importa qué tan bien maneje usted las cosas y qué tan duro intente ir con la corriente, tarde o temprano se vuelve estresado.

¿Y qué hay de esa gente que parece ansiar el estrés - los adictos a la adrenalina, como los escaladores sin cuerda y los comerciantes actuales de alta tecnología? Como se presenta, esta es una pregunta muy compleja, la respuesta que se inclina en parte a la manera en que usted define el estrés y en parte a la forma en que responde al estrés, y de alguna manera, si usted es hombre o mujer.

¿En el cuerpo, en la mente o en otra parte?
En su libro, Handbook of Stress Medicine(ver la sección de Fuentes de Información), el Dr. John Hubbard y el Dr. Edward Workman señalan que aunque el tema del estrés se ha vuelto familiar para la mayoría de nosotros, no queremos decir lo mismo cuando hablamos acerca del estrés.

Los autores proporcionan tres distintos significados para la palabra "estrés": (1) como referencia a cosas que creanestrés (también llamados estresantes), como el peligro, el trabajo o la enfermedad; (2) como referencia a sentimientos interiores negativos provocadospor el estrés, tales como la preocupación, la depresión y la tensión; y (3) como referencia a los numerosos cambios biológicos que el estrés puede provocar, tales como aumentos en el ritmo cardíaco y respiratorio y las alteraciones en la secreción de hormonas.

Además, sus respuestas personales al estrés son influenciadas por muchos factores, incluyendo su historial personal, su conformación genética y su nivel social, psicológico y biológico. Y por último, pero sin restarle importancia, el género también juega un papel.

Mitos del estrés
Un primer paso para enfrentar el estrés en su vida - y en su recámara - es estar consciente de lo que no es el estrés .Mucha gente cree, de manera errónea, que el estrés es una respuesta de todo o nada y que siempre es algo negativo.

Esos conceptos erróneos surgen de una observación válida hecha acerca del estrés a principios del siglo 20. Los investigadores que estudiaban la conducta descubrieron que los animales, incluyendo los humanos, generalmente reaccionan al estrés, tal como las amenazas o lo ataques, en una de dos formas: Ya sea que huyan o que permanezcan y se defiendan - la respuesta de "pelear o huir".

Existe una tendencia a generalizar esta respuesta para todas las situaciones y declarar que el pelear y/o el huir son las únicas respuestas al estrés. En realidad, los humanos y los animales tienen un amplio rango de respuestas al estrés. Pelear o huir son sólo los más visibles, pero mucho antes de que usted en realidad pelee o huya, pasa por una serie de preparaciones físicas y mentales más sutiles, tales como alteraciones en las secreciones de hormonas, espesamiento de la sangre y actividad digestiva y cambios de humor y de concentración mental.

Tampoco esas respuestas ocurren únicamente en respuesta a un ataque. Usted también experimenta muchos de esos cambios más sutiles durante experiencias positivas, incluyendo los encuentros sexuales.

Acto de equilibrio
Hubbard y Workman lo explican de esta manera: "El estrés es un continuo que, en niveles adecuados, mantiene a la gente involucrada en el mundo. La aburrición ocurre si el estrés está demasiado bajo y puede ocurrir daño emocional y físico si el estrés está muy alto.

Su mente y su cuerpo generalmente tratan de estar en equilibrio. El estrés altera este equilibrio. Además, los estresantes se presentan en todas formas y tamaños -físico y emocional, de una fuente o de muchas, y del pasado, el presente o el futuro. El estrés también puede ser a corto plazo o a largo plazo y consciente e inconsciente. Usted no puede - y afortunadamente no lo hace - responder a todas esas variantes del estrés en la misma forma. Entonces tiene sentido que usted utilice diferentes estrategias para mantener o recuperar su equilibrio en respuesta a diferentes estresantes.

Los hombres y las mujeres son diferentes
Su individualidad y su tipo de estresante particular no son los únicos factores que determinan su respuesta - el género es otro factor.

Hombre o mujer, usted puede pasar sus fines de semana practicando paracaidismo o en torneos de ajedrez. También puede pasar un mal momento ante el prospecto de hablar en público o de donar sangre. Diferentes estresantes para diferentes apoplejías, si así lo desea.

Todavía, hasta recientemente, se asumía que el hombre y la mujer respondían al estrés de manera similar. Pero la nueva evidencia está sugiriendo que esta conjetura está sujeta al mismo desperfecto que la noción del - pelee o huya - nuestras respuestas al estrés no son tan simples.

Un estudio reciente conducido en la University of California en Los Angeles descubrió que las mujeres responden al estrés con una estrategia llamada "cuidar y hacer amigos", más que pelear o huir. La mujeres que usan esta estrategia son más propensas a proteger a sus hijos y a obtener ayuda de otras mujeres. Estos investigadores especulan que esta respuesta al estrés puede deberse a las diferencias hormonales. La hormona oxitocina tiene un efecto relajante tanto en hombres como en mujeres; sin embargo, la hormona femenina estrógeno aumenta este efecto, mientras que la hormona masculina andrógeno lo disminuye.

¿Mentes de una pista?
La diferencias con base en el género en respuesta al estrés influyen sobre la respuesta sexual. Por ejemplo, en un estudio sobre los efectos de la ira y la ansiedad sobre el deseo sexual, los estudiantes universitarios listaron tres versiones diferentes de audiocassettes con guiones de un encuentro sexual.

Durante la cinta, la pareja en cuestión se volvía más íntima. Todos los estudiantes reportaron un aumento del deseo sexual cuando ellos escucharon una versión del encuentro que no incluía estresantes negativos (ira o ansiedad). Todos los estudiantes reportaron disminución del deseo cuando se agregaba a las cintas material que provocaba ansiedad.

Sin embargo, en la versión de la cinta que incluía material diseñado para provocar ira, hubo una clara diferencia. Al principio, tanto los estudiantes femeninos como los masculinos reportaron una disminución en su deseo sexual. Pero a medida que los encuentros se volvieron más íntimos, los hombres reportaron que su deseo sexual regresó, a pesar de la ira. En contraste, las mujeres reportaron que su deseo disminuyó y se mantuvo bajo, a pesar del aumento de intimidad sexual. Los autores especularon que la diferencia se debe a que los hombres se concentran en el contenido sexual e ignoran las "características de interacción" negativas del encuentro y las mujeres se concentran en las emociones negativas de la situación más que en el contenido sexual.

¿Estrés bueno?
Entonces, el punto no es evitar el estrés sino reconocerlo y responder de manera adecuada. Si el estrés es un atacante, usted necesita alejarse o defenderse. Pero si el estresante es un desafío en el trabajo o un amante que lo hace perder el "equilibrio" por un momento, eso puede ser algo bueno. Como lo dicen Hubbard y Workan: "En la vida diaria, el crecimiento personal raramente ocurre sin ninguna incomodidad" . Y recuerde, usted puede responder en más de una forma.
____________________________________

"No tenemos relaciones sexuales desde hace mucho, en el último año, quizá tres o cuatro veces...".

Comentarios similares los escuchamos en parejas jóvenes, mayoritariamente sin hijos y que en apariencia gozan de una estupenda calidad de vida. Y efectivamente la sobre valoración de la apariencia es una de las claves que explican cómo realmente la pareja se ha ido dejando atrapar en una suerte de jaula dorada. Desde fuera y a la distancia de lo que entendemos por contactos y relaciones sociales -clientes, proveedores, jefes, empleados...- son percibidos como gente estupenda, responsables trabajadores, competentes, volcados plenamente en su trabajo... En fin, el brillo de la jaula deslumbra de tal forma que pocos ven más allá.

Y más allá, en la esfera de lo íntimo, la pareja se siente infeliz. En momentos de calma, cuando a alguno de ellos el ajetreo del estrés laboral le da un respiro, percibe un paradójico e incómodo malestar que fácilmente suele disipar ocupándose de alguno de los múltiples asuntos pendientes. Especialmente los fines de semana y sobre todo los domingos por la tarde suelen ser aburridos o deprimentes. No saben cómo, pero el trabajo de ambos se extiende con frecuencia al fin de semana, lo que les permite mantener su nivel de ocupación.

Las relaciones familiares, si persisten, han devenido en un trámite de comida familiar que está más cerca de la relación social que del vínculo íntimo. Los amigos existen, pero cuando se les pregunta se suelen dar cuenta que su trato, si cabe, es menos frecuente que el sexo, que no se prodigan. Ha habido un sutil y progresivo descuido de las amistades íntimas, éstas requisan tiempo, algo de lo que no suelen disponer...

El placer, no sólo, pero también el sexual, requiere pocas cosas, quizá poco más que tiempo. No mucho, pero sí una cotidiana disposición activa a concedernos momentos de disfrute. Este tipo de parejas fueron descritas como los 'DINK' -Double Incomes and No Kids- parejas con ingresos dobles y sin niños, y más recientemente desde el McGill University Health Centre (MUHC) propusieron el término 'TINS' -Two Incomes but No Sex- parejas con ingresos dobles pero sin sexo, que los describe más certeramente; la cuestión no es que no quieran tener niños porque saben que no disponen de tiempo para atenderlos, es que no tienen tiempo ni para el sexo.

Ser capaces de concedernos un tiempo cotidiano para gozar, tanto nosotros como con nuestra pareja, no sólo no es un capricho ocioso, sino que es una expresión de un saludable ritmo de vida. Mímate y, si la tienes, comparte el mimo con tu pareja, esa es la tarea más grata y mejor recompensada a lo largo de la vida.

¿Has pasado o pasas por periodos de estrés en los que tu pareja y tú no habéis podido encontrar tiempo para disfrutar del sexo? ¿Tienes la impresión de que pierdes el tiempo si antepones el capricho cómplice del sexo con tu pareja a otras tareas? ¿El trabajo te absorbe tanto que no recuerdas cuando tuviste buen sexo? ¿Conoces o crees conocer alguna pareja TINS?
Cumple, 18 de Abril. /
"La Amistad es aquello que permanece después de haberse puesto todo lo demás ya aprueba"Israel / Web http://www.espondilitis.eu
Elisa la Granaina
Soy Experto/a, (Foro Grupo espondilitis.eu)
Mensajes: 233
Registrado: Dic 4, 06, 13:35
Ubicación: GRANADA: Behcet, FM, Degeneracion cervical+Escoliosis+Hernia, Sind.Temporomandibular, Sacroileitis
Contactar:

Mensaje por Elisa la Granaina »

Con respecto al articulo que ha publicado Manu (por referencia de su autor), en mi humilde opinion y basandome en la experiencia de la vida (en la propia y en la de otras personas) me ha dado que pensar y me ha venido al pensamiento un analisis de todo ello:

- El stress causa fatiga y desgana, lo cual hace que empleemos las frases habituales de excusa "hoy no", estoy cansad@", me duele.... (no se que)" aparte de las dolencias propias de cada uno, las cuales hay que aparcalas de vez en cuando.

- Hay que compartir SIEMPRE cualquier tipo de problema con la pareja, si te reservas los problemas no terminas de echarlos fuera y no pararan de rondar por la cabeza (y eso provoca stress). Ademas de provocar mas union con tu pareja, el/ella te puede echar una mano a buscar la solucion de los mismos.

- RELAJARSE antes de practicar el sexo:
* Una cena tranquila, pero que no sea pesada.
* Un baño de sales (solos o si es acompañados mejor)
* Un masaje mutuo con aceite
* Sobretodo muchos mimos

- Procurar no hacer sobreesfuerzos ese dia:
* Nada de limpiar la casa a fondo
* Nada de dedicar el dia a las reparaciones del hogar
* ni cosas por el estilo

- Los problemas habituales (el dinero, el trabajo, la familia) se hablan y se aparcan. Ya le has dedicado su tiempo, ahora dedicale su tiempo a tu pareja. Se lo merece y tambien te lo mereces tu.

- Hablar con la pareja de las cosas que nos gustan y las que no nos gustan. Hay que perder la vergüenza en esos momentos!! Nuestras fantasias son tambien las de el/ella.

- El deseo de una pareja no se pierde si sabemos avivar la llama (la verdad, yo no imagino a ningun principe azul... ya lo tengo a mi lado). Si no hay besos, caricias, palabras... pero no solo durante el acto sexual, sino en cualquier momento, a cualquier hora... la llama se apaga, todo se vuelve monótono y es cuando empezamos a soñar con otra persona. No se admira el cuerpo, se admira el alma de la pareja.

Espero que os sirvan los consejillos.
Si alguien tiene mas consejillos que los diga!!!

Besos
Webs http://www.espondilitis.eu
*espondilitis.eu no hace ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citan únicamente con finalidad informativa.
Israel
Soy Experto/a, (Foro Grupo espondilitis.eu)
Mensajes: 284
Registrado: Dic 11, 06, 21:38
Ubicación: EA, Behçet (ciudadano del Pueblo)
Contactar:

Cuando tengo sexo ,me siento culpable. Por el sobre esfuerzo

Mensaje por Israel »

El riesgo que se corre siempre con la "psicología" es el hecho que se generaliza al estereotipar comportamientos (hábitos) unos para un género y otros para otro género.

De cierto hay algo seguro. Pero no tod@s somos iguales , eso es mas seguro aun.

Por eso tratar de entender a los demas se hace tan dificil como el tratar de enterderse auno mismo sin querer aceptar el hecho que las emociones nos afectan tanto o mas que el propio dolor que tambien puede llegar a causarlas , así pues no hay que tener solo encuenta el "dolor" como estímulo "negativo" para distorsionar las emociones que si son favorables para encontrarnos en disposición "avivar" la llama olímpica.

Yo he tenido llagas en mis partes con dolores , y no se me han ido las ganas de tener sexo durante ese proceso , pero en cambio no lo he tenido porque me parecia simplemente poco higienico y doloroso parcialmente.

Tambien me he encontrado con mucho apetito sexual en ocasiones pero no he podido hacer nada porque el dolor de espalda me mataba .

Con estos dos ejemplos quiero decir que cada persona seguramente sea un mundo . E incluso si me apurais seguro que algunas personas seran todo un Universo.

Intentemos cuidar todos los universos que conocemos desde dentro , y pensemos en la otra persona antes de decir una sola palabra.

Un muaaacksss a los dos , que seguro que estais en la mismita Sierra , caray !!!!
Cumple, 18 de Abril. /
"La Amistad es aquello que permanece después de haberse puesto todo lo demás ya aprueba"Israel / Web http://www.espondilitis.eu
Israel
Soy Experto/a, (Foro Grupo espondilitis.eu)
Mensajes: 284
Registrado: Dic 11, 06, 21:38
Ubicación: EA, Behçet (ciudadano del Pueblo)
Contactar:

Re: ESTRÉS, ASESINO DE LA VIDA SEXUAL

Mensaje por Israel »

Que raro que este tema del sexo lleve parado aquí tanto tiempo. Así que voy a darle un poco de continuidad y a ver si alguien mas se anima a contarnos algo.
- Lo bueno del sexo esque además de reportarte un bienestar físico cuando estas en condiciones de practicarlo tambien produce un bienestar para la mente.
- Lo bueno del sexo es que si además lo haces con la persona con la que sientes reciprocidad, entonces puedes sentir la fusión nuclear mas potente del universo dentro de tí a traves de la otra persona.
- Lo del orgasmo está muy bien, para los chicos es como el big bang del universo concentrado en un solo punto y que estalla en un instante infinitamente pequeño.
- Lo del orgasmo en la mujer generalmente tengo entendido que es mas prolongado,así como la expansión del universo a una velocidad cada vez mayor.
- Así que por lo tanto cada vez que se tiene sexo con emoción con esa persona especial, sin darnos cuenta estamos reproduciendo algo así como la recreación del universo. O el universo se está recreando. ¿Y esa energía a donde va? porque a algun lado tiene que ir.

Va apuntaros a hablar de sexo y del recreo, valen las metaforas.
Yo reconozco haber pasado en periodos de mi vida sin sexo durante años, y en otras etapas todo lo contrario.
Dicen los estudios que los estudiantes practican mas sexo en epoca de examenes, imagino que es por la gran actividad cerebral que se tiene en esos momentos. Por lo visto el sexo es cosa del cerebro mas que del cuerpo.
Cumple, 18 de Abril. /
"La Amistad es aquello que permanece después de haberse puesto todo lo demás ya aprueba"Israel / Web http://www.espondilitis.eu
Responder

Volver a “PULSA AQUÍ. FORO, OTRAS PATOLOGÍAS CRÓNICAS, PSICOLÓGICAS.”