GUÍA DE INFORMACIÓN DE FIBROMIALGIA

1) - Foro dedicado, Síndrome de Fatiga Crónica y Fibromialgia, Intolerancia Química Múltiple,
Sensibilidad Química Múltiple.

- Fecha de inicio del Foro 30 Nov. 2006.

Moderadores: Encarna, Javi

Reglas del Foro
1)- Prohibido hacer publicidad o utilizar el foro con ánimo de lucro, así como hacer comercio por parte de los foristas, visitantes, entidades o empresas.

2)- Importante: Los tratamientos así como la medicación que aquí se de por los usuarios, serán siempre indicados y prescritos por los especialista (Médicos)

3)- El Webmaster y los moderadores no se responsabilizan de las opiniones vertidas por los usuarios del foro.
Cerrado
Avatar de Usuario
Manuel
Administrador/Webmaster Grupo espondilitis.eu
Mensajes: 18012
Registrado: Nov 30th, 06, 16:31
Ubicación: Valencia (España) - Espondilitis A, Osteoporosis, Fractura Cervical y Artrodesis vertebral.
Contactar:

GUÍA DE INFORMACIÓN DE FIBROMIALGIA

Mensaje por Manuel » Dic 1st, 06, 01:42

:arrow: -



GUÍA DE INFORMACIÓN DE FIBROMIALGIA



-

:arrow:


Manu.
Imagen Web http://www.espondilitis.eu / e-mail manuel@espondilitis.eu *Consulta siempre a tu médico especialista.
Amistad es un sentimiento compartido con otra persona, donde se busca el bien común, una palabra de consuelo, una sonrisa franca o un abrazo sincero.
Los grandes amigos no se pierden en pequeñas disputas; si se pierden, es porque no eran amigos.
*espondilitis.eu no hace ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citan únicamente con finalidad informativa.
*El Webmaster y los Moderadores no se responsabilizan de las opiniones vertidas por los usuarios registrados en el Foro.

May
Soy Experto/a, (Foro Grupo espondilitis.eu)
Mensajes: 161
Registrado: Dic 1st, 06, 09:41
Ubicación: MALAGA - FM severa, sindrome ansioso-depresivo
Contactar:

Mensaje por May » Dic 2nd, 06, 20:31

DEFINICIÓN

La Fibromialgia (FM) se caracteriza por ser una enfermad crónica en la que se presentan dolores generalizados y un agotamiento profundo, además de otros síntomas. Afecta fundamentalmente a los tejidos blandos del cuerpo: tendones, ligamentos, músculos.
Es más frecuente en mujeres adultas, pero puede afectar a niños, ancianos y hombres.

CAUSAS

La causa de la enfermedad es desconocida, barajándose diversas posibilidades: puede surgir después de una situación traumática, por algún virus o microplasma, niveles bajos de sustancia P y/o serotonina.

EPIDEMIOLOGÍA

Es más frecuente en la mujer, siendo el colectivo de las trabajadoras el más afectado, de manera que la FM contribuye al estrés relacionado con el empleo y la vida doméstica.

También afecta a gente de otros sectores de la población: mujeres de cualquier edad, a todas las razas del mundo y a los hombres.

En resumen:

• Prevalencia global del 2,37% (4,2% en mujeres y 0,2% en hombres)
• 5-7 % de las consultas en Atención Primaria.
• 10-20 % de las consultas en Reumatología.
• 80-90 % de los casos se trata de mujeres de 30-60 años.
• Raro en edad infantil y >65a.
• Es la causa mas frecuente de dolor musculoesquelético crónico difuso.

SÍNTOMAS

• Dolor siendo variable, dependerá del día y de las partes del cuerpo más usadas
• Agotamiento también variable, desde cansancio a agotamiento profundo.
• Anquilosamiento
• Incremento de dolores de cabeza o de cara
• Trastornos del sueño el sueño puede no ser reparador o padecer insomnio.
• Trastornos cognoscitivos
• Malestar abdominal
• Problemas genitourinarios
• Parestesia
• Puntos miofasciales hipersensibles
• Síntomas del tórax, costocodralgia, propalso de la válvula Mitral…
• Desequilibrio
• Síndrome de “piernas inquietas”
• Hipersensibilidad sensorial /síntomas alérgicos
• Problemas de la piel
• Depresión y ansiedad

DIAGNÓSTICO

No se puede diagnosticar a través de pruebas de laboratorio, los resultados de radiografías, análisis de sangre y biopsias musculares son normales.
El diagnóstico se realiza utilizando unos criterios desarrollados por el Colegio Americano de Reumatología en 1990:

1.- Dolor crónico, generalizado, musculoesquelético, por más de tres meses en cada uno de los cuatro cuadrantes del cuerpo
2.- Ausencia de otra enfermedad sistémica que pueda ser la causa del dolor.
3.- Múltiples puntos sensibles al dolor en sitios característicos. Existen 18 puntos sensibles y para que un paciente se pueda considerar con Fibromialgia debe tener 11 de estos 18 puntos.

TRATAMIENTO

En la actualidad no hay cura para la FM y los tratamientos van encaminados al alivio de los síntomas, siendo necesaria ala intervención de un equipo multidisciplinar.
Entre tratamientos, están los antidepresivos, los relajantes musculares, inhibidores de la serotonina, AINES…Junto la rehabilitación, masajes, aliviomiofacial, terapia cranosacral, quiropractica, osteopatía, ejercicios de estiramientos y/aeróbicos,

Medicina Alternativa, entrenamiento de la postura, terapia ocupacional, de relajación, de conducta, nutrición, acupuntura,….

May
Soy Experto/a, (Foro Grupo espondilitis.eu)
Mensajes: 161
Registrado: Dic 1st, 06, 09:41
Ubicación: MALAGA - FM severa, sindrome ansioso-depresivo
Contactar:

Mensaje por May » Dic 2nd, 06, 20:35

Artículo en boga actualmente

RECOMENDACIONES PARA EL TRATAMIENTO DE LA FIBROMIALGIA BASADAS EN LA EVIDENCIA

Goldenberg DL, Burckhardt C, Crofford L. Clinical review: management of fibromyalgia syndrome. JAMA 2004;

El presente trabajo tiene como objetivo proporcionar guías basadas en la evidencia para el tratamiento óptimo de este proceso.

Entre el 10 y el 12% de la población sufre dolores musculoesqueléticos crónicos generalizados sin evidencia de una causa inflamatoria subyacente. Muchos de estos pacientes cumplirán criterios diagnósticos de síndrome de fibromialgia.

El diagnóstico del síndrome de fibromialgia se basa en una historia de dolor generalizado, definido como bilateral, que afecta tanto a la parte superior como inferior del cuerpo y columna vertebral y por la presencia de dolor a la palpación en 11 de los 18 puntos característicos.


Los síndromes de dolor crónico se definen por los síntomas subjetivos. No existe una frontera clara entre síndromes como la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica, el síndrome del colon irritable o las cefaleas musculares crónicas. Además, estas enfermedades se asocian con trastornos del estado de ánimo.

Durante los últimos 10 años, múltiples estudios han puesto de manifiesto que la fibromialgia y los síndromes de dolor crónico relacionados comparten una alteración similar en los mecanismos de percepción del dolor. Los pacientes con fibromialgia tienen disminuido el umbral de percepción del dolor desencadenado por estímulos mecánicos y térmicos, y una percepción exagerada de los estímulos dolorosos.

La evidencia de que existen trastornos fisiológicos implicados en la patogenia de la fibromialgia se ha demostrado tanto por técnicas de imagen como por la existencia de concentraciones de sustancia P en líquido cefalorraquídeo tres veces superiores a las normales.

La agregación familiar y la frecuente asociación con el síndrome de colon irritable y síndrome de fatiga crónica con alteraciones del estado de ánimo sugieren que el sistema neuroendocrino y una anormal respuesta al estrés estarían en la base de la patogenia de este proceso.

Determinados polimorfismos específicos en el gen del transportador de la serotonina y en la enzima catecol-O-metiltransferasa, que degrada las catecolaminas, se han asociado con el síndrome de fibromialgia. También se han hallado alteraciones tanto basales como tras estimulación de muchos haces neuroendocrinos y del sistema nervioso autónomo.

Los factores psicosociales contribuyen en gran manera a la expresión clínica de la fibromialgia y los trastornos asociados.

A pesar del reconocimiento y la mejor compresión del síndrome, su tratamiento continúa siendo un reto y durante los pasados 25 años se han publicado unos 500 artículos referidos al tratamiento del síndrome.

MÉTODOS
Fuentes de los datos y selección de los estudios

Bajo los auspicios de la American Pain Society (APS) se seleccionó a 13 expertos de diferentes disciplinas que realizaron una búsqueda sistemática de los ensayos clínicos controlados y aleatorizados, así como de los metaanálisis en las siguientes bases de datos: Cochrane Collaboration Reviews (1993-2004), MEDLINE (1966-2004), CINAHL (1982-2004), EMBASE (1988-2004), PubMed (1966-2004), Healthstar (1975-2000), Current Contents (2000-2004), Web of Science (1980-2004), PsychInfo (1887-2004) y Science Citation Indexes (1996-2004). Se revisaron un total de 505 artículos.

Se consideraron los siguientes niveles de evidencia:

Fuerte: los resultados estaban avalados por un metaanálisis o por más de un ensayo clínico aleatorizado.
Moderado: si estaba avalado por un ensayo clínico aleatorizado o por múltiples ensayos no aleatorizados.
Débil: resultados positivos de ensayos descriptivos, estudios de casos o ensayos aleatorizados con resultados no concordantes.
También se discutieron tratamientos que se usan de forma habitual, aunque no hayan sido evaluados de forma adecuada.

Medida de los resultados

El cambio en la intensidad del dolor fue la medida más comunmente analizada, empleando escalas numéricas o analógicas.

En la mayoría de los ensayos se analizaron asimismo otras variables como fatiga, sueño y estado general, mediante el empleo de escalas.

La calidad de vida se analizó empleando el cuestionario de impacto de la fibromialgia (FIQ). Este cuestionario mide la función física, la situación laboral, la depresión, la ansiedad, el cansancio matutino, el dolor, la rigidez, la fatiga y el bienestar durante el período de tratamiento.

La función psicológica fue evaluada, en algunos artículos, con subescalas del FIQ para depresión y ansiedad o con instrumentos validados para medir el estado de depresión ( Beck Depression Inventory y Hamilton Rating Scale ).

La mayoría de los estudios evaluaron el estado físico midiendo la respuesta cardiovascular al ejercicio con bicicleta ergométrica o tapiz rodante, caminar durante 6 min, la fuerza prensil y la fuerza para la extensión de cadera o rodilla.

TRATAMIENTOS

Diagnóstico y educación

No hay estudios que valoren formalmente si el hecho de comunicar el diagnóstico de fibromialgia al paciente tiene alguna repercusión sobre los resultados posteriores del tratamiento. Los autores consideran que el diagnóstico debe comunicarse al paciente, integrando esta información en el plan de educación de éste. Sin embargo, hay autores que consideran negativo comunicar al paciente que padece una fibromialgia.

Sólo un estudio fue diseñado para analizar si el diagnóstico de fibromialgia modificaría el estado de salud de los pacientes no diagnosticados previamente. Este estudio concluyó que 3 años después de conocer el diagnóstico los pacientes habían mejorado su percepción de salud sin que se observara un incremento significativo del número de pacientes que empeoró tras conocer el diagnóstico.

Hay una evidencia fuerte de que la educación intensiva es un tratamiento eficaz para los pacientes con fibromialgia. Los ensayos controlados y aleatorizados compararon pacientes de los programas de educación con pacientes en lista de espera o con controles no tratados. Los pacientes que recibieron educación en grupo mejoraron en una o más de las variables analizadas, incluido dolor, sueño, fatiga, autosuficiencia, calidad de vida y capacidad para caminar durante 6 min. Estos cambios se mantuvieron entre 3 y 12 meses.

MEDICAMENTOS
El tratamiento farmacológico más eficaz se basa en el empleo de agentes que actúan sobre el sistema nervioso central.

ANTIDEPRESIVOS TRICÍCLICOS

Las evidencias más fuertes avalan el uso de agentes antidepresivos tricíclicos, principalmente AMITRIPTILINA (a dosis de 25-50 mg a la hora de acostarse) y ciclobenzapirina (a dosis de 10 a 40 mg/día).

Los antidepresivos tricíclcicos son más eficaces que el placebo en la mejoría de todas las variables medidas, especialmente la calidad del sueño, pero también la fatiga, el dolor y la sensación de bienestar. Sin embargo, no hacen desaparecer el dolor de los puntos sensibles.

Otros antidepresivos

Hay una evidencia moderada a favor de que el inhibidor de la recaptación de la serotonina fluoxetina sea eficaz en la fibromialgia. Parece que la combinación de fluoxetina (20 mg/día) con amitriptilina (25 mg/día) es más eficaz que cada uno de ellos por separado.

Similares resultados se obtuvieron con fluoxetina (20 mg/24 h) más ciclobenzaprina (10 mg) administrados durante 12 semanas.

Recientemente se ha comenzado a analizar la eficacia de agentes inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina. El compuesto velanfaxina (75 mg/día) no es superior al placebo. Sin embargo, dos nuevos agentes: minalcipran y duloxetina han demostrado ser eficaces en ensayos controlados.

Medicación analgésica

Tramadol, con o sin acetaminofén, ha sido eficaz en tres ensayos controlados de distribución aleatoria con pacientes diagnosticados de fibromialgia.

No hay evidencia de que los AINE sean eficaces cuando se emplean como único tratamiento. Sin embargo, pueden ser eficaces coadyuvantes para la mejoría del dolor combinados con antidepresivos tricíclicos.

No hay ensayos aleatorizados que analicen la eficacia de los opioides en el tratamiento de la fibromialgia.

Fármacos anticonvulsivos

Aunque con frecuencia se usa gabapentina para el tratamiento de estos pacientes, no hay ensayos clínicos controlados que demuestren su eficacia.

Sin embargo, un ensayo clínico controlado ha demostrado que la pregabalina (a dosis de 450 mg/día), un anticonvulsivo de segunda generación, reduce la intensidad del dolor en un 50% y mejora, de forma significativa, el sueño, la fatiga y la sensación de bienestar.

Otros fármacos

Tropisetron, un antagonista del receptor de la 5-hidroxitriptamina y 5-hidroxitriptófano, un metabolito inmediato del l -triptófano, son más eficaces que el placebo.

No hay evidencias de que los sedantes, tanto benzodiazepínicos como no benzodiazepínicos, tengan otra utilidad en la fibromialgia distinta del tratamiento de los trastornos del sueño.

Suplementos hormonales

El único ensayo clínico controlado con corticoides demostró que la prednisona, a dosis de 10 mg/día, no es eficaz para el tratamiento de la fibromialgia.

La administración de hormona del crecimiento a pacientes con niveles bajos de ésta mejoró la función de forma modesta.

No existen ensayos que avalen la eficacia de las hormonas tiroideas, deshidroepiandrosterona, melatonina ni calcitonina.

Las modificaciones dietéticas, suplementos nutricionales, magnesio, hierbas y vitaminas no han sido adecuadamente evaluados.


TRATAMIENTOS NO FARMACOLÓGICOS

EJERCICIO
Hay fuertes evidencias de que el ejercicio cardiovascular es un tratamiento efectivo para la fibromialgia, pues mejora el estado físico y aumenta el umbral de percepción de dolor en los puntos sensibles.

La eficacia de los ejercicios aeróbicos y de estiramiento muscular también ha sido confirmada por ensayos clínicos controlados. Los ejercicios en piscina son muy bien tolerados y especialmente útiles.

En general, el ejercicio aeróbico mejora la percepción del dolor en los puntos sensibles, la sensación de bienestar físico, la fatiga y los trastornos del sueño.

TERAPIAS COGNITIVAS

Hay evidencias fuertes de que las terapias psicológicas y las terapias de comportamiento, especialmente la terapia comportamental cognitiva, son eficaces en la fibromialgia. Estas técnicas mejoran el dolor, la fatiga, el estado de ánimo y la funcionalidad.

TRATAMIENTO MULTIDISCIPLINAR

Hay una evidencia fuerte de que el tratamiento multidisciplinar es eficaz en la fibromialgia. En cinco ensayos clínicos que combinaban educación, terapia conductual cognitiva o ambos con ejercicio se halló una mejoría significativa en el dolor, en el rendimiento físico medido en la prueba de marcha durante 6 min y en el impacto global del cuadro medido por el FIQ (cuestionario de impacto de la fibromialgia).

OTROS TRATAMIENTOS

No hay ensayos clínicos que avalen la eficacia de las inyecciones en los puntos sensibles.

Hay alguna evidencia para afirmar que las técnicas de relajación, biofeedback e hipnosis pueden tener alguna utilidad en la fibromialgia.

La evidencia que soporta el empleo de la acupuntura es muy modesta.

La manipulación espinal quiropráctica y el masaje de los tejidos blandos disminuye la tensión en los pacientes con fibromialgia. El masaje reduce la depresión, la intensidad del dolor y la cantidad de analgésicos administrados.

Una eficacia similar parecen tener los ultrasonidos y los baños medicinales.




CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES PARA FUTUROS ENSAYOS CLÍNICOS
Recomendaciones con nivel de evidencia fuerte:

Dosis bajas de antidepresivos tricíclicos (amitriptilina y ciclobenzapirina).
Ejercicio cardiovascular.
Terapia conductual cognitiva.
Educación del paciente.
Combinación de todas estas técnicas.

Recomendaciones con nivel de evidencia moderada:

Tramadol.
Inhibidores de la recaptación de serotonina.
Inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina.
Algunos anticonvulsivos.
Técnicas de estiramiento muscular.
Biofeedback.
Acupuntura.
Hipnoterapia.
Masajes.
Baños termales.
Basándose en estos niveles de evidencia los autores proponen una guía clínica para el tratamiento de la fibromialgia estratificada en tres escalones:

Primer escalón:

Confirmar el diagnóstico.
Explicar el cuadro.
Evaluar el tratamiento de enfermedades concomitantes, como trastornos primarios del sueño o del estado de ánimo.

Segundo escalón:

Probar dosis bajas de antidepresivo tricíclico o ciclobenzapirina.
Comenzar un programa de ejercicio cardiovascular.
Remitir para un programa de terapia conductual sola o combinada con ejercicio.

Tercer escalón:

Remitir al especialista (reumatólogo, fisioterapeuta, psiquiatra, unidad del dolor).
Probar inhibidores de la recaptación de serotonina, inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina o tramadol.
Considerar la combinación de medicamentos o ensayar anticonvulsivos.
La mayoría de los ensayos clínicos encontrados analizan los resultados en un corto espacio de tiempo (no más de 6-12 semanas). Dado que la fibromialgia es un proceso crónico, es importante realizar controles de la eficacia a largo plazo (meses o años).

Muchos ensayos adolecen de problemas metodológicos, como la incorrecta aplicación del doble ciego y el tamaño reducido de la muestra.

Los ensayos que valoran la eficacia del ejercicio y de las técnicas de modificación de conducta sí han verificado el mantenimiento de la eficacia de estas intervenciones más allá de las 24 semanas. Estos ensayos no pueden ser realizados doble ciego por motivos metodológicos, pero en la mayoría de ellos se incluyeron grupos control adecuados.

En un futuro deberán diseñarse estudios que combinen varias estrategias de tratamiento tanto farmacológico como no farmacológico.

Queda mucho por conocer sobre la fisiopatología y los mecanismos genéticos que ocasionan este síndrome. Conforme conozcamos más sobre estos aspectos se abrirán nuevas puertas para el desarrollo de tratamientos más específicos y eficaces.

Comentario

Recomendamos la lectura de esta interesante revisión sobre una entidad frecuente, mal conocida, a menudo de difícil tratamiento y que provoca múltiples consultas en atención primaria.

La fibromialgia es un problema de salud dada su elevada prevalencia y morbilidad, su elevado índice de frecuentación y el elevado consumo de recursos sanitarios que provoca.

Un reciente documento de consenso sobre el diagnóstico y tratamiento de la fibromialgia en Cataluña (Med Clin [Barc] 2002;118(19):745-50) definía esta entidad como una enfermedad crónica y compleja que provoca dolores extensos que pueden llegar a ser invalidantes y afecta a la esfera biológica, psicológica y social del paciente.

La fibromialgia es un estado doloroso, generalizado, no articular, que afecta predominantemente a las zonas musculares y raquis y que se caracteriza por una exagerada sensibilidad en múltiples puntos predefinidos. Ha sido reconocida como entidad por la OMS en 1992. Afecta a un 2 3-% de la población y es más frecuente en mujeres.

En 1990 el ACR estableció unos criterios diagnósticos que se resumen en la presencia de dos hechos:

1. Historia de dolor generalizado: con afectación tanto del lado derecho como izquierdo, por encima y por debajo de la cintura. Además debe existir dolor en el esqueleto axial: columna dorsal y lumbar, y pared torácica anterior. Este síntoma debe estar presente, al menos, 3 meses.

2. Dolor a la presión en, al menos, 11 de los 18 puntos elegidos (nueve pares) que corresponden a las áreas más sensibles del organismo para estímulos mecánicos. La presión digital debe realizarse con una fuerza de 4 kg (cuando el dedo del explorador cambia su coloración subungueal) y el paciente debe referir dolor y no sólo sensibilidad.

Los nueve puntos a explorar son:

Occipucio: en las inserciones de los músculos suboccipitales (entre apófisis mastoide y protuberancia occipital externa).
Cervical bajo: en la cara anterior de los espacios intertransversos a la altura de C5-C7.
Trapecio: en el punto medio del borde posterior.
Supraspinoso: en sus orígenes, por encima de la espina de la escápula, cerca del borde medial.
Segunda costilla: en la unión osteocondral.
Epicóndilo: a 2 cm lateralmente al epicóndilo.
Glúteo: en el cuadrante superoexterno de la nalga.
Trocánter mayor: en la parte posterior de la prominencia trocantérea.
Rodillas: en la almohadilla grasa medial próxima a la línea articular.
Las pruebas complementarias son rigurosamente normales y sirven para descartar la existencia de otros procesos.

El diagnóstico es, por tanto, clínico y puede ser realizado en atención primaria de salud. Estos pacientes deben tener en el médico de atención primaria a su mejor aliado para realizar tanto el diagnóstico inicial como el seguimiento a largo plazo.

Es de gran importancia la evaluación de la calidad de vida, a menudo afectada de forma considerable en estos pacientes, especialmente en las áreas de función física, actividad intelectual, estado emocional y calidad el sueño.

Respecto al tratamiento farmacológico, la primera línea está ocupada, como hemos visto, por los antidepresivos tricíclicos.

Es de gran utilidad la inclusión del paciente en un programa de ejercicios aeróbicos específicamente diseñados.

Se recomienda que los pacientes con afectación vital grave y situación de baja laboral sean atendidos por un equipo multidisciplinar compuesto por médico, psicólogo y fisioterapeuta ocupacional.

May
Soy Experto/a, (Foro Grupo espondilitis.eu)
Mensajes: 161
Registrado: Dic 1st, 06, 09:41
Ubicación: MALAGA - FM severa, sindrome ansioso-depresivo
Contactar:

Mensaje por May » Dic 2nd, 06, 20:39

NUTRICION

Como hemos comentado en el tratamiento de la Fibromialgia, al no existir un remedio curativo en la actualidad, todo lo que hagamos por conseguir una mejoría será importante. Una alimentación adecuada puede contribuir a que se produzca esa mejoría.

Una persona adulta sana puede cubrir todos sus requerimientos de micro y macronutrientes llevando una alimentación variada a base de productos naturales. Sin embargo, en determinados casos –como pudiera ser la Fibromialgia–, será preciso recurrir a los suplementos alimenticios, dado que se parte de una carencia inicial. No debes tomarlos por tu cuenta, sino a través de tu médico. Es él quien debe determinar si, en tu caso, es conveniente o no esa suplementación, así como concretar la dosis y la duración de ese tratamiento.

Debido al cansancio y al malestar se afectan muchas áreas de nuestra vida y una de ellas puede ser la alimentación, fundamental para que el cuerpo pueda mantener un equilibrio. El tratamiento prescrito, tener que soportar la sensación de dolor y los problemas emocionales asociados, pueden ser la causa de pérdida de apetito, a lo que se une el cansancio y en muchas ocasiones la depresión que dificultan aún más el autocuidado.

En la actualidad se conoce la relación causa – efecto entre alimentación y diferentes enfermedades, como el cáncer y enfermedades cardiovasculares; nunca podemos descartar la influencia de la alimentación en la severidad de la enfermedad.

Grupos de alimentos básicos

Cereales y Legumbres

Lo constituyen el arroz, maíz, pan, pastas alimenticias, etc. y representan la fuente más importante de carbohidratos complejos (almidones), fibras y proteínas de origen vegetal. Se recomiendan de 3 a 6 raciones por día, proporcionan energía "fácil".

Es más conveniente una ración mayor de patatas, arroz o pastas en lugar de alimentos con mayor contenido en grasas. En este grupo no lo acompañes de mantequilla o salsas cremosas, ya que se añaden grasas innecesarias.

Verduras y Hortalizas

Son fuente importante de vitaminas, sales minerales y fibras. Deberían tomarse entre 2 y 3 raciones al día.

Se pueden utilizar para acompañar carnes o pescados y no freírlas demasiado, ya que absorben mucha grasa. Su consumo en crudo tiene mayor poder nutricional, pero son más difíciles de digerir.

Frutas

Contienen gran cantidad de vitaminas, minerales, fibras y azúcares. Se recomiendan de 2 a 3 raciones diarias.

Si al tomarlas como postre se notan molestias digestivas se pueden comer como tentempié o como primer plato; evitar las que estén verdes o demasiado maduras.

Lácteos

Leche, queso, yogures, etc. (no se incluyen la mantequilla y la nata).—Son ricos en calcio, magnesio y proteínas de buena calidad. La dosis diaria ideal es de 2 raciones al día.

Si le cuesta asimilar las grasas de los productos llamados enteros, se pueden tomar los desnatados, que contienen la misma cantidad de calcio.

Carnes

Carnes, huevos, pescado y aves. Contienen proteínas, grasas sobretodo saturadas (excepto el pescado) y minerales como el hierro y el yodo.

Pescado al menos tres o cuatro veces a la semana y que una porción sea de pescado azul. . El pescado azul te aporta los llamados ácidos esenciales Omega-3, sumamente necesarios para mantener un buen estado de salud. El arenque, el atún, el salmón, la trucha y la caballa son las variedades más ricas en estos ácidos.

Evitar los fritos y cocinarlos asados o al vapor.

Grasas y azúcares

Aceite de oliva, de girasol, de maíz, frutos secos (avellanas, almendras, nueces, piñones, etc.), margarina y mantequilla, nata, chocolate, galletas, pasteles, helados y azúcar. Los aceites aportan ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, y los frutos secos fibras y proteínas de origen vegetal. Lo ideal es tomar entre 2 y 3 raciones diarias (una cucharada sopera de aceite o un puñado de frutos secos). Tomarlos con moderación.

Recomendaciones generales

Opta mejor por todos aquellos alimentos que puedan cortarse sin cuchillo.

Procura que tus guisos sean simples. A la hora de elaborarlos no utilices demasiados productos ni condimentos, ni formas de preparación muy complejas.

Bebe un litro y medio de líquidos cada día (o dos litros en épocas de calor), preferentemente agua. Es más recomendable hacerlo entre horas y beber poca cantidad durante las comidas. Aunque el agua no tiene calorías y por lo tanto no engorda, sí aumenta el volumen del estómago y puede provocar ciertas molestias. La medicación empleada para aliviar los síntomas de la Fibromialgia puede ocasionar que la boca esté reseca, por eso también es sumamente importante que cada diez o quince minutos tomes pequeños sorbos de agua.

Evita el alcohol.

Reduce el consumo de sal en tu mesa. En cantidades excesivas provoca edema e hinchazón.

Limita el consumo de comidas procesadas, ya que son muy ricas en sodio. Las carnes de lata, las sopas de sobre, los tomates y vegetales enlatados y las patatas chips, son otros ejemplos de productos con alto contenido en sodio.

Menú

Desayuno

La primera comida del día debe contener entre el 20 y el 25% de las calorías totales diarias. Puedes comenzar con un vaso de zumo natural y una pequeña cantidad de cereales integrales, y continuar con un vaso de leche (con algo de café, té o cereales para disolver) acompañado de una tostada con aceite de oliva. Una ingesta que incluya los ingredientes básicos te asegurará poder hacer frente a tus tareas físicas e intelectuales. También se puede tomar varias piezas de fruta seguida de un tazón de leche.

Comida

Platos nutritivos y bajos en grasa es la base de una comida equilibrada. Pero debes asegurarte que contienen los carbohidratos (pan, pastas, arroz, legumbres, etc.) suficientes para obtener la energía necesaria. Un plato de pasta o de verduras, seguido de una pieza de carne magra, puede ser la opción. Prepara la comida en casa y evita los platos precocinados.

Cena

Reserva las ensaladas (la lechuga ayuda a combatir el insomnio) y el pescado para este momento del día. La cena debe ser comedida y no copiosa para asegurar el descanso nocturno. No tomes alimentos grasos ni condimentados porque te provocarán molestias en el estómago y te impedirán tener un sueño reparador.

Radicales libres y antioxidantes

Los radicales libres provocan la oxidación, envejecimiento y muerte prematura de nuestras células y los antioxidantes neutralizan este proceso.

Radicales libres

Tienen una función positiva para nuestro organismo en cantidades moderadas, pero un exceso es perjudicial, asociándose, junto a otros factores, a la aparición de determinadas enfermedades, como pues ser el cáncer.

Su origen puede estar determinado por:

La contaminación atmosférica

Humo del tabaco

Herbicidas y pesticidas

Determinadas grasas como las frituras

Alimentos como los productos ahumados y asados en la barbacoa

Antioxidantes

Actúan liberando electrones a nuestra sangre, son captados por los radicales libres y se convierten en moléculas estables. En personas afectadas de neuropatías, se han encontrado nieles disminuidos de antioxidantes.

Conviene tomar los siguientes antioxidantes:

Vitamina C: se encuentra en la fruta fresca, cítricos, fresas, cerezas y ciruelas. Determinadas verduras también son ricas en vitamina C como los pimientos verdes, las verduras de hoja verde oscura y la lombarda.

Vitamina E: presenta en las avellanas, las nueces, los gérmenes, las semillas y los aceites de pescado.

Beta- caroteno: se encuentra en las zanahorias, los cítricos y vegetales de hoja verde oscura.

Selenio: mineral presente en el pescado, productos lácteos, cebolla, ajo, tomate, etc. Su carencia puede provocar debilidad y quizás tenga cierta responsabilidad en el dolor muscular.

Aporte de Calcio y Magnesio

Son dos minerales fundamentales en la dieta de la persona con fibromialgia. El aporte necesario hay que tomarlo a través de los productos naturales pero, cuando no es posible, hay que recurrir a los suplementos.

Calcio:

Una baja concentración de calcio en sangre provoca espasmos musculares. La dosis diaria necesaria se garantiza tomando, como mínimo medio litro de leche o derivados (yogur o queso).

Magnesio

Se ha comprobado que muchas personas con Fibromialgia tienen una deficiencia de este mineral, que ayuda a los impulsos nerviosos y es muy importante para la contracción muscular.

Su carencia puede provocar:

Apatía

Debilidad

Calambres musculares

Alimentos ricos en magnesio:

Verduras de hoja verde

Cacao

Nueces

Marisco

Cereales integrales

Germen de trigo

Legumbres

Higos secos

El triptófano

Se trata de un aminoácido que el organismo utiliza para sintetizar la serotonina, una sustancia que actúa de neurotransmisor, que cuando se encuentra en las cantidades adecuadas calma la mente, mejora el ánimo y ayuda a inducir el sueño. En muchas personas con fibromialgia (y en las personas con depresión) los niveles de serotonina se encuentran en niveles más bajos de lo normal, lo que podría explicar algunos de los síntomas que se padecen.

Fuentes de triptófano:

Carnes

Determinadas frutas: kivi, plátano, frutos secos, etc.

Queso

Huevos

Si lo incorporamos a la dieta junto con azúcares y almidones (hidratos de carbono), se facilita una llegada más rápida del triptófano al cerebro.

Los aceites omega-3

Distintos estudios han relacionado el consumo de ácidos grasos esenciales, especialmente el omega-3, con la mejora del estado cerebral y ha determinado que en los países en que se consumen mayores cantidades de aceite de pescado tienen menos casos de depresión que en los que su consumo es menor o no se incluye en la dieta.

La presencia de omega-3 en al sangre se ha relacionado también con mayor producción de serotonina, lo que podría explicar la menor incidencia de episodios depresivos.

Se encuentra presente en pescados como la caballa, el arenque, el atún, el salmón, las sardinas y las anchoas.

Azúcar

Niveles bajos de azúcar se relacionan don irritabilidad, debilidad muscular, temblores, dolores de cabeza, depresión y cambios de humor.

Azúcares recomendables:

Los presentes en la fruta (fructosa , glucosa)

Miel

Leche

Verduras dulces como la zanahoria o la remolacha

Chocolate

Aumenta los niveles de serotonina y de endorfinas en el cerebro, por lo que se le conoce como el antidepresivo natural, es buena fuente de hierro, magnesio y potasio pero también son muy ricos en grasas y tienen sustancias que actúan como estimuladores que pueden provocar migrañas (dolores de cabeza) en personas sensibles.

May
Soy Experto/a, (Foro Grupo espondilitis.eu)
Mensajes: 161
Registrado: Dic 1st, 06, 09:41
Ubicación: MALAGA - FM severa, sindrome ansioso-depresivo
Contactar:

Mensaje por May » Dic 2nd, 06, 20:40

Excelente sitio sobre la FM audiovisual


May
Soy Experto/a, (Foro Grupo espondilitis.eu)
Mensajes: 161
Registrado: Dic 1st, 06, 09:41
Ubicación: MALAGA - FM severa, sindrome ansioso-depresivo
Contactar:

Mensaje por May » Dic 2nd, 06, 21:02

IGNORAR EL MITO O AFRONTAR LA REALIDAD

Un documento elaborado por expertos en reumatología y en el manejo del dolor marca las nuevas pautas para enfrentarse a la fibromialgia, una
enfermedad que afecta en algún momento de la vida a más del 10% de la población.

El problema de este síndrome doloroso es que no es posible encontrar
ninguna estructura (músculo, tendón, hueso o articulación) que se vea
afectada por inflamación u otro proceso patológico: todo está aparentemente sano menos el paciente. De ahí que todavía hoy exista más de un médico que duda de la existencia real de la fibromialgia (FM).

Aún se sigue relacionando este problema con otros trastornos de origen
oscuro siempre asociados a alteraciones del estado de ánimo. Parece que
problemas como el síndrome de fatiga crónica o el colon irritable formarían parte de este conjunto de enfermedades en las que factores psicológicos y neuronales se combinan para producir síntomas más que alteraciones estructurales.

Y sin embargo, basta leer algo de la literatura más reciente para saber que la FM está perfectamente definida. El diagnóstico se basa en la existencia de dolor generalizado, bilateral y que afecta a extremidades superiores, nferiores y columna vertebral. Pueden además identificarse en estos pacientes entre 11 y 18 puntos tendinosos o musculares cuya presión produce un exquisito dolor.

Sin un 'culpable', tampoco hay una única solución

Se ha venido diciendo que la FM no tiene tratamiento. Sin embargo, la
conclusión de este documento de consenso elaborado por expertos (que ha publicado la revista 'JAMA') es que la mejor forma de manejar la FM es
mediante un enfoque multidisciplinar. Para valorar las diferentes
modalidades terapéuticas se analizaron los cambios en la intensidad del
dolor, la capacidad funcional del paciente y las mejoras en su situación
psicológica.

Las distintas estrategias terapéuticas que se plantean son:

Explicación del diagnóstico y educación del paciente: diferentes estudios han demostrado la utilidad de este tipo de intervención. Conocer las características de la FM, su dificultad de tratamiento y su evolución es algo que puede ayudar claramente a los pacientes a la hora de convivir con sus síntomas.

Fármacos: se han empleado en general sustancias activas en el sistema nervioso central como los antidepresivos tricíclicos, los anticonvulsivantes o antiepilépticos y los relajantes musculares. Ninguno de ellos está aprobado para esta indicación en EEUU. Sin embargo, diferentes trabajos han demostrado la eficacia de estas sustancias para mejorar la sintomatología dolorosa de la FM.
En general, la combinación de dos fármacos suele ser superior al empleo de uno solo. A los anteriormente citados se han añadido los analgésicos
habituales como el tramadol, los sedantes y algunas hormonas(esteroides y hormona del crecimiento).

Suplementos: no existen datos que apoyen el empleo de preparados de herbolario ni modificaciones en la dieta a base de vitaminas y otros compuestos.

Terapia no farmacológica: el ejercicio, sobre todo el de tipo cardiovascular,ha demostrado con claridad ser altamente beneficioso para los pacientes con FM, también el deporte aeróbico, la potenciación muscular o el ejercicio en piscinas han conseguido mejorar la sintomatología fibromiálgica. Asimismo, se han intentado otro tipo de estrategias como lo acupuntura o las infiltraciones con anestésicos locales, si bien no existen estudios controlados que recomienden su empleo.

Terapia psicológica: la mayoría de trabajos ha confirmado la capacidad de la terapia cognitiva (modificación del comportamiento) para mejorar el dolor, la fatiga, el estado de ánimo y la capacidad funcional de los pacientes con FM.


Puede concluirse, por tanto, que la mejor opción para un paciente con
fibromialgia consiste en la combinación de las distintas terapias que han
demostrado cierta eficacia en el control de los síntomas de esta enfermedad.

Es algo que suele ocurrir en procesos patológicos cuya causa no es conocida.

Cerrado

Volver a “PULSA AQUÍ FORO, SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA, FIBROMIALGIA, INTOLERANCIA QUÍMICA MÚLTIPLE”